Tarta de melocotón en almíbar

Jugosa y sencilla tarta formada por melocotón y un delicioso bizcocho emborrachado con el almíbar de los melocotones y licor de frutas.

Receta de tarta de melocotón en almíbar

Ingredientes para preparar tarta de melocotón en almíbar

  • 1 lata grande de melocotón en almíbar
  • 4 huevos
  • 12 cucharadas de azúcar
  • 12 cucharadas de harina
  • 125 gr. de margarina o mantequilla
  • 2 cucharadas de licor de fruta, a poder ser de melocotón
  • 1/2 sobre de levadura química
  • Una pizca de sal

¿Cómo preparar tarta de melocotón en almíbar?

  • Justo en el momento de empezar a preparar esta tarta de melocotón, sacamos los melocotones del bote y los dejamos escurrir, reservando el almíbar en un botecito.
  • Una vez bien escurridos, añadimos al almíbar el licor y lo removemos. Reservamos.
  • Derretimos la margarina o mantequilla y la echamos en el molde que hayamos escogido, eso sí, asegúrate que el molde sea alto y que no tenga juntas por las que pueda salirse el líquido.
  • Ahora, cortamos los melocotones en gajos y los ponemos en el molde, sobre la margarina, aplástalos un poquito con los dedos hasta al fondo y colócalos de una forma bonita, para que al llevar a la mesa nuestra tarta de melocotón además de rica por la boca, sea bonita a la vista.
  • En un bol aparte, echamos los huevos con una pizca de sal y el azúcar y los batimos con la batidora de varillas hasta que la mezcla doble su volumen.
  • En ese momento, añadimos a los huevos la harina tamizada junto a la levadura, y mezclamos muy bien. Ojo, mezclamos con movimientos envolventes, no batimos, pues si batimos, se bajarían los huevos.
  • Una vez la masa de la tarta sea una mezcla homogénea, la echamos (con cuidado) en el molde, sobre los melocotones que ya tenemos colocados en el fondo, y lo metemos al horno precalentado a 180ºC.
  • Cuando haya pasado más o menos una media hora y veamos que el bizcocho de la tarta de melocotón esté listo (suele empezar a ponerse doradito) sacamos del horno la tarta, y la dejamos que se temple un poco.
  • Una vez templada, desmoldamos poniéndola en una fuente honda. Vertemos el almíbar sobre la tarta de melocotón y la metemos en el frigorífico para que empape bien del caldo.
  • En el momento de servir, puedes acompañar la tarta con nata montada, natillas, helado o lo que más te guste. Aunque sola, gracias a la jugosidad que le da el almíbar, está igualmente deliciosa.
  • Foto orientativa: Ralph Daily